Tarjeta de crédito Rappi en sociedad con Banco Davivienda y Visa. Foto: Sebastian Barros/Shutterstock
Negocios

Regulación y nuevos participantes abren el camino para la digitalización financiera en Colombia y México

De usuarios recién incluidos financieramente a nuevas fintechs y servicios que buscan licencias de instituciones financieras, la pandemia llevó a una digitalización sin precedentes en países como Colombia y México. Las colombianas Rappi y Davivienda y la mexicana Oxxo están atentas a este movimiento

Read in english

Con la pandemia de COVID-19 forzando la digitalización de un número sin precedentes de actividades en América Latina, los servicios financieros también ganaron otro ritmo, a medida que los consumidores buscaban nuevas formas de pagar, realizar transacciones o incluso cobrar fondos de emergencia. En Colombia, de marzo a septiembre de 2020, se abrieron más de 5 millones de nuevas cajas de ahorro, según la Superintendencia Financiera, la agencia del gobierno colombiano encargada de supervisar la regulación financiera.

Según la Banca de las Oportunidades, política nacional colombiana, los últimos datos de septiembre muestran que 31,6 millones de colombianos – el 87,1% de la población adulta del país –, tienen acceso a un producto o servicio bancario. “El camino hacia la digitalización de las actividades financieras pasa por impulsar a los innovadores del sector financiero y a las fintechs, pero también por políticas públicas que posibiliten su desarrollo. Regulaciones y directrices que permitan la existencia de actividades como los pagos digitales son fundamentales”, resume Diego Herrera, especialista líder en mercados financieros del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en entrevista con LABS.

Diego Herrera, especialista líder en mercados financieros del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Foto: BID/Divulgación.

Por un lado, la regulación abre espacio al surgimiento de nuevos productos financieros innovadores. Por otro lado, es un camino natural para las empresas que buscan consolidarse. Es el caso de la sociedad de dos años entre la superapp colombiana Rappi y Davivienda, uno de los bancos más grandes del país: las empresas anunciaron en marzo que avanzan en una alianza que ya alcanzó, solo en el 2020, 730 mil clientes y más de 20 millones de transacciones. Ahora, la sociedad Rappi-Davivienda busca licencia de institución financiera, solicitada a Superfinanciera, para la creación de un nuevo banco digital.

Para el CEO de Davivienda, Efraín Forero, esta próxima etapa, luego del lanzamiento de la billetera digital RappiPay y la tarjeta de crédito RappiCard, es un “gran paso para seguir transformando el camino hacia la apertura de ecosistemas de pago entre fintechs y bancos, mejorando los pagos digitales y seguros en Colombia, reduciendo los costos transaccionales y de acceso, y disminuyendo el uso de efectivo”, dijo.

Según Juan Felipe D’luyz, analista de acciones que sigue el asunto en la gestora de inversiones Casa de Bolsa, del holding colombiano Grupo Aval, la nueva entidad permitirá a Rappi expandir su ecosistema digital en Colombia, al aumentar su alianza con Davivienda, con una participación bruta de mercado por cartera de 16,4% y una base de clientes de 17,5 millones. La cuota de canales digitales de Davivienda creció a 52% a fines de 2020.

“Algunos de los nuevos servicios que ofrecerá esta nueva entidad de crédito, que tiene casi las mismas ofertas que un banco, serán, por ejemplo, una nueva tarjeta de crédito, acceso a crédito para Rappitenderos [entregadores asociados a Rappi] y el soporte de crédito para restaurantes asociados”, explica D’luyz. “Se sumarían al servicio de RappiPay”.

Con la nueva entidad financiera, que tendrá el 50% de las acciones de cada empresa, Rappi podrá expandir sus servicios financieros siempre centrándose en RappiCard – que ya cuenta con más de 100 mil colombianos que han solicitado la tarjeta de crédito y están en lista de espera –, y en la billetera digital RappiPay, con 700 mil usuarios activos.

Según la superapp, su tarjeta de crédito ofrecerá a los usuarios una versión virtual y una física, un 1% de cashback en todas las compras, además de un personal banker en la aplicación y ningún gasto administrativo. En la aplicación de Rappi, los usuarios también podrán ver un mapa de dónde se han realizado las compras. 

Para el experto del BID, existe una tendencia, no solo en Colombia, sino en América Latina como un todo, de colaboración entre las instituciones financieras y las plataformas digitales. “Esto permite a los primeros ofrecer productos en mercados a los que antes no llegaban, pero también aprovechan los beneficios de estos últimos: datos sobre el consumo de bienes y servicios, informaciones sobre pagos y gestión de caja, localización geográfica del consumo”, apunta Herrera.

“Por otro lado, las plataformas digitales se benefician de acuerdos con instituciones financieras al tener acceso a los servicios que éstas brindan, incluyendo beneficios en la gestión de recursos y crédito. Ganan no solo las instituciones y plataformas financieras, sino también el consumidor financiero (…) con la posibilidad de tener una puerta más para ser incluido financieramente.”Aunque no se conozcan más detalles, como el nombre del nuevo neobanco que entrará al mercado colombiano, Rappi y Davivienda esperan que las operaciones comiencen en diciembre, luego de recibir la luz verde del ente regulador. Con más de 7 millones de usuarios y presencia en más de 220 ciudades de nueve países latinoamericanos, Rappi alcanzó una valoración de US$ 3.500 millones tras levantar en septiembre una ronda Serie F de US$ 300 millones liderada por la gestora de inversiones estadounidense T. Rowe Price.

La favorita mexicana OXXO entra al mundo fintech con Spin

Unidad Oxxo, en México. Foto: Shutterstock.

La digitalización financiera es un terreno para nuevos players como Rappi – pero también para los tradicionales, como OXXO. La red más grande de minimercados de América Latina, con más de 17.000 tiendas en todo México, anunció en marzo su entrada al ecosistema fintech con el lanzamiento de Spin, una app para servicios financieros como envío y recepción de dinero, depósito y verificación de saldo de cuentas.

“Spin permite hacer lo mismo que harías en las tiendas: pagar servicios, recargar el celular (…) pero lo puedes hacer desde el smartphone y cargar la tarjeta Spin en las tiendas OXXO, extraer efectivo”, dijo Eugenio Garza y ​​Garza, CFO de la matriz de OXXO, FEMSA.

Según la empresa, la cuenta no cobra tasas de apertura, comisiones de valor mínimo o cuotas anuales, y los usuarios pueden solicitar una tarjeta física Spin, de Visa, para las compras.

Para Ignacio Carballo, economista, profesor, director del Ecosistema Fintech de la Universidad Católica de Buenos Aires y afiliado de AMI (Americas Market Intelligence) en el Cono Sur, el nuevo emprendimiento de OXXO es un anuncio muy importante. “No solo porque es un player más que se suma al ecosistema mexicano de fintech, sino también porque OXXO es, entre otras cosas, una marca muy conocida en México y parte de su cultura”.

Ignacio Carballo, profesor y director del Ecosistema Fintech de la Universidad Católica de Buenos Aires. Foto: Divulgación/AMI

El economista explica que, mientras que para los usuarios la mayor ventaja es tener una oferta digital mezclada con un amplio acceso a las tiendas físicas, debido a la vasta presencia geográfica de OXXO, para la empresa, la entrada al mundo fintech permitirá que nuevos productos financieros y modelos de negocios aumenten la rentabilidad de la operación. Para el ecosistema, destaca que existe expectativa de que el nuevo servicio reduzca la circulación de efectivo.

“Recordemos que México, además de tener grandes players como PayPal y Mercado Pago, y también iniciativas públicas como Spei y CoDi, sigue siendo una de las economías con mayor participación de circulación de efectivo. Para aquellos que tienen algún tipo de acceso a una cuenta y permanecen muy poco tiempo en el sistema financiero, esperamos [con el nuevo lanzamiento] que puedan quedarse más tiempo en el sistema financiero sin necesitar ir a una tienda OXXO para pagar o cobrar en efectivo”, afirma.

Spin by OXXO espera la autorización regulatoria. Las cuentas se abrirán en Compropago, empresa en proceso de aprobación en la CNBV, agencia independiente vinculada a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México. Mientras tanto, los recursos vinculados a la tienda OXXO en la app solo están disponibles en el estado de San Luis Potosí, mientras que desde marzo la aplicación Spin está habilitada a operar en todo el país y disponible en las tiendas de aplicaciones.

Según OXXO, Spin tiene como objetivo llevar los servicios financieros a todos los mexicanos a través de la innovación y la tecnología en sus dispositivos móviles. “Las ventajas son la inclusión financiera, reducción de efectivo, digitalización financiera para los consumidores, y yo además agregaría que se trata de un fuerte player de mercado que puede promover todavía más la competencia en México, impulsando la innovación en todo el ecosistema”, agrega Carballo.

Traducido por Adelina Chaves

Keywords