Multimillonarios en tiempo récord: las startups reciben nuevas rondas a intervalos cada vez más cortos
Imagen: Shutterstock
Negocios

Multimillonarios en tiempo récord: las startups reciben nuevas rondas a intervalos cada vez más cortos

Rondas consecutivas, cheques cada vez más grandes, valoración alcanzando picos: LABS habló con Michael Nicklas, de Valor Capital Group, y Eduardo Vieira, de SoftBank en América Latina, sobre los posibles riesgos para las empresas e los inversores

Read in englishLer em português

Si bien la inyección de capital de riesgo en startups latinoamericanas batió varios récords en 2021, alcanzando miles de millones de dólares, algunos fundadores que participan en el juego del capital riesgo todavía tienen ciertas reservas en cuanto a las rondas de inversión consecutivas, a intervalos cada vez más cortos, que diluyen aún más a los socios de la empresa.

Y no se trata solamente de tener que repartir la torta. Algunos ejecutivos hablaron con LABS sobre el riesgo de que empresarios sin experiencia construyan empresas para los inversores, algo que, en la práctica, ronda tras ronda, eleva la valoración de la empresa para los propios inversores. Algo parecido a lo que ocurrió con WeWork: muchos inversores apostaron a que la startup traería beneficios, pero cuando la empresa salió a bolsa para una IPO, resultó ser una decepción para el mercado, acumulando pérdidas.

Otros fundadores entrevistados por LABS afirman que si la startup recauda mucho dinero, eso puede generar una desproporción en términos de operación, lo que supone una presión de los inversores y un riesgo para la empresa.

LEE TAMBIÉN: Arbolito de Navidad. Los fondos de capital riesgo hicieron muchos regalos a América Latina en 2021

En respuesta a una pregunta sobre este riesgo, el socio de Valor Capital Group, Michael Nicklas, dijo que Valor, en la mayoría de sus inversiones, ingresa a las primeras etapas, en las rondas Semilla (Seed) y Serie A. Así, en las rondas posteriores, en las que suele ocurrir una valoración de la empresa, Valor “está un poco más protegido”, porque el fondo ya realizó inversiones en una etapa anterior.

Michael Nicklas, socio director de Valor Capital Group. Foto: Divulgación

«Para nosotros, [en este caso de rondas posteriores] la decisión se basa en si ejercemos el prorrateo [derecho otorgado a un inversor que le permite mantener su nivel de porcentaje de participación inicial durante las rondas de financiación posteriores] o no en una ronda posterior», explicó, ya que el mismo inversor no puede liderar rondas posteriores.

El mercado realmente se está acelerando. Hay varios casos en que hicimos la inversión y, cuando aún ni siquiera habíamos concretado el aporte, la empresa ya había recibido otro term sheet [propuesta de inversión]. En estos casos tenemos que decidir si vamos a ejercer nuestro prorrateo y realizar la siguiente ronda con el monto que pensábamos invertir inicialmente. Lo evaluamos caso por caso.

Michael Nicklas, socio de Valor Capital Group

Una cosa es cierta: las valoraciones de las empresas han subido cada vez más rápidamente; el grupo de unicornios ya no es tan selecto y ahora abarca casi 30 startups en América Latina, ya que las empresas tardan cada vez menos tiempo en alcanzar el estatus multimillonario. Hace unos cuatro años, una ronda Seed en Brasil recaudaba entre US$ 1 millón y US$ 2 millones. Hoy, esta cifra se ha duplicado a US$ 3 millones o US$ 4 millones, como recordó Nicklas.

“Pero hay emprendedores en serie que pueden exigir más porque tienen más experiencia, cuentan con una red de contactos, el ecosistema está más maduro y el proceso de crecimiento de las empresas está acelerado”, ponderó.

Es el caso de Pomelo, creada por Gastón Irigoyen, el empleado número 5 de Google para América Latina. La fintech es la cuarta empresa de Irigoyen, quien fue CEO del banco digital argentino Naranja X. Junto a él, Hernán Corral (CPO), quien participó 12 años en la construcción de Mercado Pago, y Juan Fantoni (CCO), exdirector de Mastercard, conforman el grupo de los fundadores de la startup Pomelo.

LEE TAMBIÉN: Políglota se expande por México tras recibir el premio a “la Mejor Startup Latinoamericana en Educación”

Aunque todavía no está operando, Pomelo recaudó en mayo una ronda Seed de US$ 9 millones liderada por monashees e Index Ventures, así como por la inversionista ángel Angela Strange, de a16z.

En julio, la fintech recibió US$ 1 millón de Sequoia y en octubre recaudó US$ 35 millones en la Serie A liderada por Tiger Global. En una charla con LABS, Irigoyen dijo que la inversión se produjo «naturalmente» como parte del interés de los inversores, que fue cuatro veces superior a lo que la ronda soportaba.

Si por un lado las inversiones en la etapa inicial representan cheques cada vez más grandes, por otro el periodo entre cada ciclo de inversiones es cada vez más corto. “En el pasado, veíamos un ciclo de 24 meses entre rondas, entre Seed y Serie A”, dijo Nicklas. “Conseguías unos cuantos millones de dólares, los usabas para crecer durante 18 meses y en el mes 17 salías a buscar la siguiente ronda, con seis meses de espacio para cerrar la ronda”.

LEE TAMBIÉN: Colombiana ADDI recauda otros US$ 200 millones

Según Nicklas, esto se debe no solo al calentamiento del ecosistema, sino también a la generación de valor de las empresas, que crecen más rápidamente. “Muchas veces la empresa recauda y en el mes seis ya está de nuevo en el mercado, porque puede mostrar el crecimiento y los KPI [indicadores de desempeño]”, señaló.

“Creo que hay un cierto equilibrio. Ocurre mucho cuando hay un modelo en el extranjero, en China y Estados Unidos, por ejemplo, que ya está probado. Y en Brasil hay un muy buen emprendedor. Los fondos dicen ‘ya vi esta historia, la conozco y sé a dónde puede llegar esta startup, así que estoy dispuesto a valorarla ahora, porque sé cómo terminará esta historia’. Pero nosotros tratamos de no hacer eso porque siempre hay muchos imprevistos en el camino”, concluyó Nicklas.

Eduardo Vieira, director de comunicación de SoftBank para América Latina. Foto: Divulgación

Eduardo Vieira, director de comunicación de SoftBank para América Latina, coincide en que los emprendedores más experimentados en los temas estructurales del negocio son los que presionan para que las empresas obtengan más capital. “Por ejemplo, comienzan con equipos más experimentados, tardan menos de seis meses en establecer un nivel C y necesitan más dinero”, dijo.

Vieira también cree que las inversiones realizadas en empresas en etapa inicial “han mostrado una velocidad inusual”.

Aunque es un mercado en que la agilidad es fundamental, ha habido muchas rondas, hay una cierta exageración. Obviamente hay mucho capital disponible para invertir en startups. Pero, en algunos casos, las empresas aún no han desarrollado sus productos y, por lo tanto, no cuentan con las mejores condiciones para ganar escala.

Eduardo Vieira, director de comunicación de SoftBank para América Latina

Otra cuestión en esta aceleración de rondas, según Vieira, es la inflación global de los salarios. Según él, con el aumento de la competitividad debido a la pandemia hubo una disputa por los talentos, independientemente de la ubicación geográfica.

“En cualquier caso, este es un fenómeno característico de la situación actual. Como SoftBank tiene un compromiso a largo plazo, no nos preocupa tanto, aunque vemos algunas exageraciones.»

(Traducido por Adelina Chaves)

Keywords