Oficina de GBM. Foto: GBM/Cortesía.
Negocios

Nació un ‘unicornio’ de 30 años en México

GBM es un caso atípico, la empresa ha tenido un crecimiento vertiginoso a partir de su negocio digital, y este año se convirtió en unicornio

Read in englishLer em português

En el lapso de un año, México pasó de tener 383,000 cuentas de casas de bolsa a más de un millón. El mayor aumento en la cantidad de cuentas se dio sobre todo en una: GBM (iniciales de Grupo Bursátil Mexicano). Esta institución incrementó las 116,000 cuentas que tenía en marzo de 2020 a un millón, para ese mismo mes de este año, según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. 

El crecimiento fue aún mayor, pues en 2018 la firma tenía 40,000 cuentas. “La diferencia es que ahora aceptamos patrimonios a partir de los 100 pesos. Buscamos democratizar las inversiones, que la gente empiece a conocer que hay mejores formas de invertir. No importa el monto con el que empiecen, el tema importante es empezar”, dice Pedro de Garay, co-CEO de GBM a LABS.

LEE TAMBIÉN: En el juego de los unicornios, ¿NotCo es el primer o el segundo unicornio de Chile?

Un crecimiento tan acelerado no es común en una empresa de 30 años, ¿qué hizo romper con sus propios límites? La respuesta se resume en: pasar de una institución financiera tradicional a una plataforma de tecnología digital. 

De Garay, co-CEO de la plataforma de inversiones GBM. Foto: GBM/Cortesía.

GBM se dedicó por mucho tiempo a atender patrimonios grandes de personas, instituciones, fondos de pensiones, fondos soberanos. Realmente el retail no estaba dentro de su estrategia, pero nos dimos cuenta que a través de la tecnología podíamos atender a los medianos y a los chicos con el mismo nivel que atendíamos a los más grandes

Pedro de Garay, co-CEO de GBM.

El punto climático de su estrategia llegó en junio pasado, cuando anunció una inversión de US$ 150 millones del fondo SoftBank Latin American Fund, alcanzando la valuación de US$ 1,000 millones. Con ello adquiere la denominación de unicornio, el tercero en México, poco después de que las startups Kavak y Bitso alcanzaran esa clasificación.

LEE TAMBIÉN: Con el apoyo de estrellas del emprendimiento latino, la fintech Clara lanza una funcionalidad con vistas a debutar en Brasil

Pero es un caso atípico de unicornio, pues GBM no es una sartup de reciente creación, ni surge de un emprendedor. “Siendo “puristas” no es un unicornio, pero las definiciones no tienen que ser tan precisas”, dice Fabrice Serfati, socio fundador de Ignia, fondo de venture capital.

GBM fue fundada hace 30 años – aunque en 2011 comenzó con GBMhomebroker su negocio digital – , además desde entonces cotiza en el mercado de valores. “Los ‘unicornios’ son empresas que no cotizan en mercados públicos, que tienen menos de 10 años y una valuación al menos de US$ 1,000 millones”, agrega el experto.

¿Qué hace a GBM un unicornio?

Pero el negocio digital de GBM sí es similar al de una startup.

El término startup ya no es para empresas de “reciente” creación, ahora se usa más para referirse a empresas con un componente importante de su operación en plataformas digitales 

Fabrice Serfati, socio fundador de Ignia.

GBM transformó su modelo de negocios a partir de digitalizarse, permitir la apertura de cuentas on line, y bajar los límites de inversión. Actualmente 33% de sus 450 empelados están en el área de tecnología. 

Su cambio comenzó en 2011, cuando la institución financiera lanzó GBMhomebroker una plataforma de inversión en línea, a la cual los clientes podían acceder desde su escritorio, tablet o teléfono móvil. Tres años después creó Piggo, una plataforma de ahorro a través de una app, basada en la inversión en un fondo de renta fija y otro de renta variable. 

LEE TAMBIÉN: Regulación y nuevos participantes abren el camino para la digitalización financiera en Colombia y México

El año pasado decidió crear GBM+ para juntar en un solo sitio todos sus servicios digitales. Y ahí tiene el ahorro con rendimientos, la plataforma de trading, en la que el cliente puede tomar sus decisiones de inversión y otra, con ideas para invertir a mediano y largo plazo con mayor diversificación. 

Con MXN 100 (US$ 5) y en cuestión de minutos sus clientes pueden acceder a esos servicios, y tomar las decisiones que antes estaban limitadas a los grandes patrimonios, refiere el directivo. 

Su estrategia le permitió ampliar el perfil de clientes y aumentar decenas de veces su mercado potencial, en un país en donde la población con alguna actividad económica es de 57 millones de personas. 

“Estamos creciendo más en el perfil de gente que empieza por primera vez a conocer las inversiones y que se siente cómodo con bajar una aplicación”, comenta De Garay y detalla que son, en su mayoría, jóvenes entre 18 y 35 años.

El demográfico es relevante, dice Serfati, pues apuntan a jóvenes que no son tan sensibles a las comisiones por el acceso. En su opinión, el reto será hacer accesible a ese público activos no solo del mercado bursátil mexicano. “Van a tener que abrir la opción a ETFs, y eventualmente criptomonedas”.

Finalmente, su modelo digital les dio la escalabilidad y el crecimiento acelerado que los encaminó a convertirse en unicornio. “Fue la oportunidad de llegar a muchas más personas, el ritmo de crecimiento que hemos adquirido y el que podemos tener en los próximos años”, resume De Garay. 

No descarta seguir duplicando o incluso triplicando el número de cuentas anualmente, pero prefiere no dar un estimado. “Nosotros nunca pensamos pasar de 40,000 al millón de cuentas, y nos sorprendió”, refiere De Garay.

Keywords