La app Yape. Foto: LABS
Negocios

Yape quiere liderar la revolución de pagos instantáneos en Perú

Lanzada hace cinco años por el banco más grande del país, la app ha crecido siete veces y ahora cuenta con 6,2 millones de usuarios, lo que equivale al 62% de la población bancarizada de Perú

Read in english

Tras seis meses de funcionamiento del PIX, ya se puede decir que los brasileños han adoptado el nuevo sistema de pagos 24/7. Pero no se trata solo de Brasil. El Covid-19 aceleró el banking as a service, la digitalización de los no bancarizados y las PYME (pequeñas y medianas empresas), los pagos sin contacto y los pagos instantáneos en toda la región.

Con el tiempo, los pagos instantáneos pueden incluso reemplazar el pago en efectivo y las tarjetas en América Latina. En un reciente webinar, Lindsay Lehr, directora de prácticas de pagos de Americas Market Intelligence (AMI), destacó las dos principales plataformas que crecieron en 2020: PIX, el sistema de pagos en tiempo real del Banco Central de Brasil, lanzado en noviembre, y Yape, una aplicación lanzada por el banco más grande de Perú, el Banco de Crédito del Perú (BCP) en 2016. Ambos son verdaderas pruebas del concepto para transferencias entre personas en América Latina.

En seis meses, el PIX alcanzó cifras abrumadoras: más de 87,3 millones de usuarios, 499,7 millones de transacciones, que movieron BRL 1.108 billones.

A diferencia de lo que sucedió con el PIX en Brasil y la CoDi en México, donde la idea de los sistemas nació a partir de la estructura y regulación del Banco Central, Yape surgió como un brazo de pagos del BCP. Y la app es mucho más grande que su par Transfiya, el sistema colombiano creado por la fintech Minka y la ACH Colombia, la empresa encargada de las operaciones bancarias en el país.

Al principio, Yape solo estaba disponible para los clientes de BCP, como una forma más fácil de realizar pagos entre personas. Posteriormente, en mayo de 2020, cuando se lanzó su rival PLIN, todos los peruanos pasaron a tener acceso a la app. Esa era la carta que Yape se guardaba en la manga en un país que tiene la menor penetración bancaria y el mayor nivel de uso de efectivo en la región.

El año pasado, Yape creció siete veces. Ahora la app tiene el equivalente al 62% de la población bancaria de Perú: 6,2 millones de usuarios, de los cuales alrededor de 800.000 son pymes.

Al igual que Yape, su competidor PLIN, propiedad del proveedor de servicios financieros YellowPepper en asociación con los bancos peruanos BBVA, Interbank y Scotiabank, permite realizar transacciones las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin cargo (incluso para comerciantes). Los clientes de los bancos mencionados utilizan el PLIN a través de sus respectivas aplicaciones bancarias.

“No pagas nada por usar Yape. Y no solo nosotros no cobramos nada. Estamos probando esta nueva tecnología, esta nueva forma de pago, por eso nadie cobra nada. Y una vez que se convierta en algo popular, ese será el momento de empezar a cobrar por el servicio”, explica Arturo Dongo Hernández, director comercial de Yape, en entrevista con LABS.

Arturo Dongo Hernández, gerente comercial de Yape. Foto: Divulgación/Yape

El futuro de los pagos en toda América Latina es instantáneo

Ignacio Carballo, profesor y director del Ecosistema Fintech de la Universidad Católica de Buenos Aires, es afiliado del Cono Sur de AMI. Él analiza cómo estos pagos en tiempo real encajarán con la infraestructura de pagos tradicional de la región.

En Brasil, por ejemplo, el PIX podría reemplazar el llamado cupón de pago bancario. Pero, según Carballo, aún no está claro cómo estos pagos en tiempo real se relacionarán con las maquinitas usadas actualmente para los pagos y las tarjetas de débito.

Ignacio Carballo, profesor y director del Ecosistema Fintech de la Universidad Católica de Buenos Aires. Foto: Divulgación/AMI

El futuro de los pagos en América Latina es instantáneo. Hay diferentes maneras de lograrlo, de forma pública, como PIX en Brasil, y a través de vías privadas, como Yape o consorcios como el PLIN, con diferentes bancos en Perú

Ignacio Carballo, profesor y director del Ecosistema Fintech de la Universidad Católica de Buenos Aires y afiliado de AMI.

En Argentina, en junio de 2020, los mayores bancos privados del país (Santander, Galicia, BBVA, HSBC) lanzaron una fintech llamada Play Digital para crear MODO, una billetera digital que permite hacer transacciones en tiempo real.

MODO funciona de manera similar a PLIN. Proporciona una solución para transferencias de dinero y pagos con QR Code en las tiendas.

“También tenemos Transferencias 3.0 (una infraestructura pública, iniciada por el Banco Central) de Argentina, que vino con un QR Code para la interoperabilidad y también pagos instantáneos con tarifas fijas. Se lanzó en diciembre de 2020, por lo que es bastante nueva; la pregunta es si los comerciantes la van a adoptar. ¿La gente va a pagar con Transferencias 3.0 o con una tarjeta de débito normal? Esta es sin duda una de las tendencias más importantes para seguir en el 2021”.

«Haciendo desaparecer» el dinero en papel en América Latina

¿Funcionaría el modelo de Yape en otros países latinoamericanos? Para Lehr, la fórmula de éxito de la app peruana es básicamente el hecho de ser un emisor con una alta participación de mercado y un fuerte reconocimiento de marca, junto a una profunda penetración en el mercado peruano y una limitada interoperabilidad bancaria. Esto significa que cuando los bancos no trabajan juntos, es menos probable que ocurra el mismo tipo de operación que PIX, por ejemplo.

Según Lehr, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Costa Rica son fuertes candidatos al modelo Yape en la región porque éste tiene un gran potencial en mercados más chicos con un solo banco líder y pocas fintechs disponibles.

“Hemos crecido rápidamente, obviamente porque contamos con el apoyo del banco. No es como una startup que lucha por captar dinero; tenemos la suerte de tener el respaldo del banco”, dice Hernández. Yape comenzó con un equipo de 20 personas y, después de la inversión de BCP, ya cuenta con 150 colaboradores centrados en la app.

Yape opera transacciones por más de PEN 1 mil millones al mes y pretende alcanzar 40 millones de transacciones mensuales a fines de 2021, llegando a 10 millones de usuarios. “Nuestro objetivo es incluir financieramente a todos los peruanos. Apostamos por las personas que no están incluidas en el sistema financiero – casi el 80% de los peruanos”, dice Hernández.

El gobierno de Perú está ayudando a impulsar las cifras de Yape. De la misma manera que Caixa Tem posibilitó el pago de la ayuda de emergencia brasileña, el gobierno peruano comenzó a abonar a través de la app la ayuda de PEN 600 a las familias más afectadas por la crisis económica que desató la pandemia.

En Perú, así como en México y Colombia, muchas pequeñas empresas independientes, las llamadas “tiendas familiares”, no están incluidas en el sistema financiero – muchas ni siquiera utilizan servicios bancarios y no pagan impuestos.

Por otro lado, hay un grupo de empresas que pagan impuestos y representan el 20% de la economía peruana. “Si miramos el Perú según la cantidad de personas que tienen cuentas en los bancos comerciales, quizá podamos hablar de un 25%, 30% de toda la economía. Así que tenemos más de 10 millones de empresas y personas sin cuenta bancaria».

¿Cómo llegar a estas personas y aumentar los pagos instantáneos a las empresas? Esta es una tarea para Hernández. “En este momento, estamos tratando de llegar a todos los mercados de Perú, no solo a Lima. Perú es un país centralizado, es como si todo ocurriera en la capital y las demás ciudades quedaran olvidadas. Por lo tanto, tenemos que llegar a todos los ciudadanos. Por eso estamos armando equipos en todas las ciudades, porque si solo las personas usan Yape y las empresas no, no podremos hacer la conversión. Tenemos que crecer en número de usuarios y empresas. Y este es el secreto que nos llevó al éxito que tenemos ahora”.

De proveedor de pagos en tiempo real a superapp

El principal negocio de Yape son los pagos entre personas y pequeños comerciantes. Pero las grandes marcas en Perú vienen pidiéndole a la app una solución. Además de las transacciones, ¿qué se puede hacer con Yape? Por ahora, no se puede hacer mucho. Pero la app está desarrollando soluciones para estos grandes negocios y agregando funciones para pagar los servicios de alojamiento y el crédito para celulares prepagos.

Yape tiene planes audaces para convertirse, en el futuro, en una súper aplicación o banco digital. Recientemente, el CEO de Yape, Luis Alfonso Carrera, publicó en LinkedIn una invitación para que todos los bancos se unan a la app y permitan a sus clientes tener cuentas en Yape. Actualmente, el sistema de pagos en tiempo real también funciona para clientes bancarios que tienen tarjetas de débito de los bancos Caja Trujillo, Caja Piura, Caja Cusco, Caja Tacna, Mibanco, CajaSullana y Banco de la Nación.

“Teníamos este programa de recomendación que paga PEN 5 cada vez que recomiendas a alguien. Funcionó muy bien en la primera fase de crecimiento. Ahora Yape viene creciendo de forma orgánica”, agrega Hernández.

Traducido por Adelina Chaves

Keywords