Negocios

Colombiana ADDI recauda otros US$ 200 millones

La parte de capital riesgo fue liderada por GIC y acompañada por el fondo SoftBank para América Latina, mientras que la financiación se firmó con Goldman Sachs y Architect

Colombiana ADDI recauda 75 millones de dólares para escalar la solución Buy Now Pay Later en Brasil
Los cofundadores de ADDI, Santiago Suárez, Elmer Ortega y Daniel Vallejo. Foto: ADDI/Divulgación
Read in englishLer em português

Cuatro meses después de ampliar su ronda de Serie B, la fintech colombiana ADDI, especializada en microcréditos para compras en línea, anunció una nueva ronda de inversiones. Esta vez, la empresa recaudó US$ 200 millones (40% en capital y 60% vía préstamo) para seguir acelerando su expansión en América Latina (Colombia, Brasil y, el próximo año, México).

La parte de capital riesgo fue liderada por el fondo GIC, de Singapur, y acompañada por el fondo SoftBank para América Latina, mientras que el préstamo se firmó con Goldman Sachs y Architect, una gestora que trabaja solamente con el llamado debt venture y ya tenía acuerdos anteriores con la fintech.

LEE TAMBIÉN: Nuevo unicornio brasileño: Olist recauda US$ 186 millones y sale al mercado en busca de adquisiciones

Fundada en 2018 por Daniel Vallejo, Santiago Suárez y Elmer Ortega, ADDI ofrece una solución conocida en el exterior como Buy Now, Pay Later (BNPL) para quienes no tienen acceso a tarjetas de crédito o no pueden realizar pagos mediante este método. La fintech ha desarrollado un producto B2B2C, en el que se asocia con tiendas online y físicas, que ahora ofrecen ADDI como opción de pago a sus clientes. Cuando se paga una compra con la solución de ADDI, la tienda asociada recibe de la fintech el valor de las ventas en el plazo de una semana, mientras que el cliente puede pagar el monto adeudado en hasta tres cuotas sin intereses.

En Brasil, donde la fintech llegó en marzo de este año, el BNPL es una experiencia muy similar a la del conocido plan de cuotas, pero totalmente digital (el pago con ADDI tarda dos minutos, promete la empresa). En una entrevista con LABS en septiembre, la startup informó que ya había procesado alrededor de 20.000 transacciones en el país, con un ticket promedio de 350 reales. La fintech tenía previsto cerrar el año con 400 tiendas asociadas (ya ha superado esta marca, según Brazil Journal) y alcanzar la cifra de 1.000 millones de reales en transacciones en 2022. La solución ADDI está disponible, por ejemplo, para los minoristas que utilizan Tiendanube o VTEX.

Actualmente, Brasil es considerado el principal mercado para la fintech. Con la mirada puesta en este potencial, ADDI comenzó a ofrecer a los usuarios finales el pago sin intereses mediante PIX, para reemplazar el tradicional boleto, y tiene previsto expandir la oferta de BNPL con el lanzamiento de una aplicación.

LEE TAMBIÉN: La fintech mexicana Kueski cierra una ronda de inversión de US$ 202 millones

El fenómeno BNPL en Latinoamérica

El potencial del BNPL en América Latina es gigantesco. A diferencia de una tarjeta de crédito o una línea de crédito otorgada por un banco, el BNPL permite a los consumidores pagar sus compras mediante préstamos a corto plazo por los cuales, en la mayoría de los casos, no se cobran intereses.

Estos microcréditos se aprueban en el momento de la compra y se pueden obtener de dos formas principales. La primera es un préstamo en el punto de venta, en el que un proveedor de BNPL se asocia con los comerciantes para ofrecer financiamiento en efectivo. La otra es un plan de cuotas que permite comprar en línea y pagar la compra en un número preestablecido de cuotas.

LEE TAMBIÉN: A contramano de las tiendas en línea, unicornio de comercio electrónico abre tienda física

Ambos modelos requieren una etapa de validación de crédito que es gestionada generalmente por el proveedor de soluciones BNPL. Los préstamos suelen ser sin intereses para los clientes, siempre que se paguen dentro del plazo. En caso de otras transacciones, se pueden cobrar intereses por adelantado.

Los proveedores de servicios de BNPL cobran tarifas por cada transacción, pero, a cambio, los comerciantes se benefician por alcanzar una gama más amplia de clientes y aumentar la tasa de conversión del carrito de compras (cuando la compra realmente se paga y se completa) y el volumen de ventas. Además, son los propios proveedores de BNPL quienes, mediante un proceso de verificación crediticia, validan la capacidad del cliente para reembolsar el préstamo, lo que reduce el riesgo de impago o fraude para el comerciante.

(Traducido por Adelina Chaves)

Todo sobre el mundo de los negocios y la tecnología en Latinoamérica